El invertir en el desarrollo de cualquier edificación  implica una serie de decisiones y riesgos que de no ser atendidas o prevenidos a tiempo disminuyen la rentabilidad del inmueble o en el peor de los casos acaban con el proyecto. A continuación te presentamos algunas de las mejores prácticas que hemos detectado para disminuir estos riesgos y aumentar la rentabilidad de de tu edificación durante las etapas de planeación y pre-construcción.

Contar con la mayor cantidad de información sobre el proyecto y el entorno.

Existen varios análisis previos a la creación de un modelo de inversión que prevén sus posibilidades reales de desarrollo, estos análisis comenzarán a darte certezas e información  sobre el terreno y el entorno en que se encontrará tu futura edificación. Dichos análisis pueden ser físicos (estudios preliminares), urbanos(uso de suelo) o sociales(estudios demográficos) y son ampliamente recomendables en las etapas más tempranas del desarrollo para contar con parámetros y ejemplos reales de rentabilidad.

Conocer el modelo de inversión más adecuado a tus objetivos.

Con la información disponible se comienzan a elaborar modelos de inversión que cumplan con tus objetivos y necesidades, estos modelos se fijan en base a metodologías establecidas y en ellas se desarrolla el diseño y validación de cada una de las disciplinas involucradas desde la estrategia comercial hasta los aspectos técnicos del proyecto de edificación como la arquitectura, ingeniería estructural, instalaciones y obra civil.

Es importante recalcar que durante las etapas de planeación y pre-construcción es donde se estudia y contemplan cada uno de los factores que se requieren para la correcta ejecución de tu proyecto por lo que en ellas es donde se entregan el mayor valor y el mejor costo/beneficio del proyecto.

Aplicar valor a tu inmueble.

Si bien el contar con un modelo de inversión inmobiliaria bien estudiado puede garantizarte una rentabilidad promedio al mercado, el agregarle valor a tu proyecto maximiza esa posibilidad considerablemente. Estos valores se agregan a través de la creatividad, tecnología aplicada y certificaciones más convenientes a tu proyecto y bien aplicadas se convierten en factor determinante para su éxito.

Añadir estos valores requiere de empresas altamente capacitadas en la asesoría de proyectos de construcción que cuenten con experiencia en estos desarrollos.

En Forta Ingeniería contamos con  metodologías y equipos de trabajo altamente capacitados en garantizar y aumentar la rentabilidad de tu proyecto durante las etapas de planeación y pre-construcción, a través de nuestros servicios de asesoría y construcción especializada.